lunes, 21 de agosto de 2017

Así se adquiere la sabiduría



En las pruebas y los problemas, el valor real que obtenemos es la Sabiduría.

Sabiduría para actuar correctamente, tomando en cuenta cada aspecto que hemos aprendido en medio de las situaciones adversas. Las pruebas y problemas nos dan la oportunidad de ver el poder del Dios durante los tiempos difíciles por medio de milagros que solo provienen de Él.

Si entendemos que las situaciones difíciles son para demostrarnos que no podemos vivir separados de Él, podremos vivir una vida cristiana de éxito.

Ahora bien, ¿Cómo entender correctamente las pruebas y los problemas y actuar con sabiduría? 

Aquí os dejo algunas formas correctas para actuar:

* Estar convencido de que Dios está en control del tiempo y la intensidad de nuestras pruebas.
* Darnos cuenta de que Dios tiene un propósito específico en cada prueba.
* Entender que cada prueba está diseñada para llenar una necesidad específica que Dios ve en nuestras vidas.
* Aceptar que cada prueba va a tener como resultado nuestro propio bien, si respondemos con fe.
* Descubrir cómo cada prueba puede fortalecer nuestra fe en el Señor para todo.
* Regocijarnos en que cada prueba es una oportunidad para que Dios demuestre Su poder para sostenernos.
* Someternos al desarrollo de un carácter semejante al de Cristo que viene como resultado de nuestras pruebas.
* Sacar provecho de la utilidad que tienen nuestras pruebas para medir nuestro crecimiento Espiritual.
* Debemos estar convencidos de que Dios nos acompaña a través de cada paso de la prueba.
* Debemos tener fe en que por el Señor, no tan solo sobreviviremos a las adversidades, sino que saldremos con la victoria en nuestras manos.

Ciao.

domingo, 20 de agosto de 2017

Saber quiénes somos

¿Quién soy yo?  ¿Quiénes somos?

No es una pregunta para que la respondan filósofos o que busquemos que dijo Platón al respecto, sino que cada uno de nosotros debemos saber muy bien, quien soy yo, en realidad.

Nosotros somos, lo que pensamos que somos. Si pienso que soy un perdedor, pues entonces seré un perdedor. Si pienso que soy una persona muy capaz, pues seré capaz de afrontar cualquier reto. Si pienso que soy una persona inútil, pues mi forma de desempeñarme en mis obligaciones diarias, no producirá mayor efecto; y si pienso que no puedo perdonar o amar a los demás, pues mi conducta producirá disconformidad y vacío en mi interior.

No existe ninguna teoría psicológica, ni tratamiento más eficaz para levantar tu autoestima, que la Palabra de Dios. Es solo leerla y encontrarás quien eres en realidad.
Qué tal si empezamos por leer el Salmo 139, y sabremos que Él formó nuestra vida, con sus debilidades y fortalezas…

"Porque Tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.
Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.
No fue encubierto de Ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
Mi embrión vieron Tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.
¡Cuán preciosos me son, oh Dios, Tus pensamientos!
¡Cuán grande es la suma de ellos!"

Salmo 139:13-17

Ciao.

sábado, 19 de agosto de 2017

La bendición de Dios


No hay maldición pasada, presente o futura que te pueda hacer daño porque sobre ti está la bendición de Dios.
Eres su hijo, eres parte de su familia y sus bendiciones te pertenecen.
La palabra bendición significa “bien decir”.
Dios habla y piensa bien de ti y sus bendiciones te siguen, te alcanzan y están preparadas para ti.
Que Dios te bendiga siempre.

Ciao.

viernes, 18 de agosto de 2017

Fe para no rendirnos


Todos tenemos diferentes luchas que libramos diariamente. Mi lucha tal vez no sea la tuya, quizá no se parezca o no tenga desde tu perspectiva la misma importancia que para mi tiene.
Al igual tu lucha para muchos de nosotros puede parecer fácil pero para ti a lo mejor es muy difícil de sobrellevar y sin embargo no te das por vencido, ¡Bien por ti!
Es momento de activar la fe, de confiar plenamente en lo que Dios hará y en no fijarte en lo que en este momento esta pasando, ni mucho menos en lo mal que te puedas sentir.
Sigue adelante con Fe y vencerás.

Ciao.

jueves, 17 de agosto de 2017

Busca la Paz en Dios



CUANDO TE SIENTAS AHOGADO POR LOS PROBLEMAS, LAS ANGUSTIAS Y TRISTEZAS QUE ESTÉS ENFRENTANDO...BUSCA LA PAZ Y LIBERTAD EN DIOS...

La inconformidad se apropia a veces mas allá de lo físico, de lo ambiental  en la vida de cada ser, también se hace presente en lo espiritual...

Cuenta la historia que ya hace mucho tiempo atrás, existía una ciudad cercada con muros tan altos que no permitía que nadie entrase o saliese de dicha ciudad, los niños de esa pequeña aldea jugaban y no existía ningún tipo de inseguridad o miedo entre habitantes, todos se conocían,
se saludaban y no había envidia o problemas entre ellos, las casas eran pequeñas en su exterior pero en su interior eran grandes en amor, confianza y "libertad"…

Era tanta la seguridad que ninguna de las casas tenía puerta pues la  confianza era tal que nadie era amante de lo ajeno, como verán era  perfecto, digamos que dentro de lo que cabe eran felices en esa pequeña  ciudad amurallada, pero cuenta la historia que un día el concilio de  líderes realizó una junta para meditar y hablar sobre temas de  importancia de la ciudad…
Uno de los temas fue que entre ellos existía un quejar que mucho tiempo  atrás, les hacía sentir algo de molestia, la cual era la creación de ese gran  muro, mucho de ellos opinaron, unos a favor otros en contra, y juntos llegaron a una conclusión, la que fue derribar el muro, pues muchos de
ellos decían sentirse atrapados, encarcelados y aprisionados…

Y era necesario que la ciudad se sintiera libre después de muchos años de estar viviendo bajo la sombra de aquel viejo muro... Toda la ciudad aceptó,  ya que muchos deseaban ver más allá de lo que conocían, salir y explorar  lugares nuevos, y sí... Aquel viejo muro fue derrumbado.
Poco tiempo después comenzaron a suceder cosas extrañas, los niños  cuando salían a jugar caían por las barrancas que había cerca de esa  ciudad y mucho de ellos morían, los habitantes comenzaron a ponerle  puertas a sus casas debido a que ladrones de otras regiones llegaban y  tomaban cosas que no les pertenecían, mucha gente se perdía por querer  explorar nuevos lugares y jamás volvían…

La gente ya no salía de sus casas, y unos comenzaban a desconfiar de  otros, todo se volvió gris y la inseguridad reino en esa pequeña ciudad  que tiempo atrás era sumamente feliz, todo por querer quitar aquel muro  que en lugar de aprisionarlos, sólo los protegía.

Muchos de nosotros creemos que nuestro muro (Dios, Padres, Hermanos, Amigos, Maestros) no nos deja salir y ver más allá de lo que nuestros ojos  han visto, oír más allá de lo que nuestros oídos han podido escuchar, que  no nos deja ser libres… Dios con su amor y bondad...Nos abraza en el amor, en lo positivo, no por mantenernos prisioneros de lo espiritual o material, sino que es para  mantenernos alejados de lo negativo que solo trae peligros, destrucción, tristezas y dolor...

Ahora cada uno decide lo que desea para su vida... Si tener a Dios en su vida o estar lejos y a la deriva... Os invito a meditar, a reflexionar sobre la vida del día a día, para vivir mejor y más feliz...
Cuando decides vivir con el amor de Dios en tu corazón...Vives en libertad. Dios llene cada corazón de amor, paz, felicidad y bendiciones...

Ciao.



miércoles, 16 de agosto de 2017

¿Por qué somos así?


LA VIDA ES UN CÚMULO DE SORPRESAS, INCERTIDUMBRES, SATISFACCIONES Y PRUEBAS QUE NOS DEPARA EL CAMINO....

¿Por qué somos así? ¿Quién nos dice cómo ser? ¿Somos lo que hicimos o somos eso que pasa todos los días o lo que vamos a hacer? 

Sin duda somos todo y, a la vez, somos nada, pero... ¿De qué o de quién depende ser?
Depende de nuestros aciertos o nuestros errores.

La verdad, no lo sé, no sé cómo es esta vida, no sé cuál es el “manual del vivir” y quizás ahí es donde nosotros somos, porque la única regla que conozco en esta vida, es simple, que la vivamos.
En el momento que entendemos eso es cuando empezamos a ser, porque nadie puede vivir por otra persona, por más parecido que tengan las dos o más vidas que vivan, nunca van a ser iguales, y gracias a eso somos distintos.
Pero el tema es el de cómo vamos a vivir nuestra vida, a la que fuimos hechos para vivirla.
Muchos dirán que la vivamos de acuerdo a un Dios; otros, de acuerdo a lo que está escrito en las reglas; otros, que no le demos importancia a nada ni nadie; otros, que simplemente no la vivamos; pero entonces si existen tantas formas de vivir la vida, ¿Cuál es la correcta? 
La correcta es simplemente que vivamos cada uno la nuestra como sepamos o queramos,  y no hay que darle más vueltas.
Vivamos cada uno de nosotros la nuestra que es única, pero no por eso pensemos que es la única forma que existe de vivirla o que otro tiene que vivir como tu y como yo porque pensamos que nuestra manera es la mejor.

A lo largo de toda nuestra vida, vamos a pasar por muchísimas situaciones, buenas o malas, y lo que yo creo es que, por más que nos desviemos de ese camino que nos habíamos dispuesto a recorrer siempre volveremos al fin único que tiene esa vida, que es simplemente ser lo más felices que podamos.
A simple vista parece demasiado simple de conseguirlo, pero es mucho más complejo de lo que parece, esto se debe a que todo fin requiere de esfuerzo, lucha, confianza y voluntad propia, en mayor o menor medida pero lo requiere.
Ya que la vida está llena de situaciones en donde nos quieren desviar de ese camino, de ese fin, porque la vida nos prueba para saber cuan dispuestos estamos para conseguirlo y los problemas, las peleas, las tentaciones y demás, son esas pruebas.
Por momentos algunas las pasaremos sin problema alguno, otros nos costarán un poco más y otros simplemente no podremos superarlas, pero no nos confundamos, que el que no hayamos podido ahora no significa que después no lo logremos.

Hay un pasado que se fue para siempre, pero hay un futuro que todavía es todo nuestro.
Solo poder abrir los ojos en la mañana ya es un motivo para sonreír.
Las nubes sólo duran un momento y el Sol es para toda la vida...

• La Esperanza es desear que algo suceda, la Fe es creer que va a suceder,  la Valentía es hacer que suceda y con el Amor de Dios en el corazón... El Éxito, Paz y Felicidad es una realidad.

En resumen:
Las pruebas siempre están presentes, pero lo que no siempre tenemos en cuenta es que los motivos para superarlas también están.
En ese momento que nos olvidamos de esos motivos, es cuando una prueba no es superada, pero también corresponde a la hora en donde nos paramos a pensar el “¿Por qué? o ¿Para qué?” Sucedió así...Y la respuesta es... Que todo tiene un sentido de superación, de enseñanza y el  de reflexionar y renovarse cada día.

A su vez, en el momento que lo hayamos conseguido, también habrá pruebas para que mantengamos nuestro objetivo o cambiarlo por otro.
A veces nos quejamos de las pruebas y las dificultades que nos pone la vida pero en verdad debemos estar agradecidos y ver las cosas positivas de la vida, agradecer por tener una vida por respirar por tener una familia, por estar rodeados de personas que nos quieren, nos aman  y por tener a Dios de nuestro lado que nos ama, protege y perdona nuestros errores.

Hay un pasado que se fue para siempre, pero hay un futuro que todavía es todo nuestro.
Solo poder abrir los ojos en la mañana ya es un motivo para sonreír.
Las nubes sólo duran un momento y el Sol es para toda la vida...

Ciao.

martes, 15 de agosto de 2017

Humildad y Sencillez



La Humildad y la Sencillez... Dos valores muy difíciles de mostrar...

La Humildad es…

Reconocer nuestras debilidades, cualidades y capacidades y aprovecharlas para obrar en bien de los demás, sin decirlo.
Es aceptar las cualidades con las que nacemos o desarrollamos, desde el cuerpo hasta las posesiones más preciadas.
La Humildad es un estado del alma al cual se llega mediante la comprensión exacta de nuestra pequeñez en ese conjunto maravilloso e infinito de la Creación en el cual vivimos, y de lo mucho, muchísimo, que necesitamos aprender y experimentar para perfeccionarnos y lograr así la armonía con ese Todo Perfecto del que formamos parte.

Decálogo de la Humildad que elimina la soberbia, cultiva el espíritu positivo hacia los demás. 

1.-No permitir que tus actitudes o palabras ofendan a otros.
2.-Estar en armonía es el mejor regalo; sonríe y mira a todos con cariño.
3.-Cuida tu lenguaje.
4.-No hables para criticar, ni siquiera con el fin de agradar.
5.-Haz de la humildad una clave de tu vida y el resultado será una buena autoestima.
6.-Reconoce la realidad y esfuérzate por ser mejor.
7.-Elige a tus amistades por tus afinidades.
8.-Resalta los aspectos positivos en los demás, minimiza sus debilidades.
9.-No te sientas superior a nadie.
10. Aprecia otras virtudes para fortalecer la humildad: la modestia, la sobriedad, etc.

La Sencillez es...

La llaneza de lo natural, de lo fácil, de lo comprensible, que puede llegar a todos sin oscuros obstáculos y es lo que caracteriza a la belleza.
Lo sencillo es lo ingenuo, lo franco, lo sincero y afable; así como es sencilla la naturaleza, que se brinda sin condiciones.
La sencillez la expresa el que elige el camino directo, sin vueltas, para evitar las malas interpretaciones que produce la ambigüedad de los atajos.
La sencillez no necesita adornos ni hacer ostentación, porque es como el agua, que sin tener ni gusto, ni sabor, ni color, es igualmente necesaria.
Para ser auténtico hay que empezar por ser sencillo, no escabroso, dificultoso, arduo o peligroso, deseoso de mostrarse tal cual es, sin afectación ni ningún decorado, porque el hábito no hace al monje y el mejor atavío no nos puede decir nada de alguien, aunque esté lujosamente engalanado.

En nuestra vida diaria con frecuencia nos gana la vanidad, el orgullo, la soberbia… Tenemos que servir a Dios, no con el propósito de hacer valer luego unos derechos adquiridos, sino con amor gratuito de hijos, con un verdadero espíritu de sencillez y humildad, reconociendo que lo que somos o lo que tenemos no es sólo fruto de nuestro esfuerzo o de nuestro talento, sino que viene de Dios y de la poca o mucha ayuda que nos han brindado los demás.
Hay que seguir la huella de pensamiento de los niños, con su humildad y sencillez...

Ciao.